Download E-books Noticia de un secuestro PDF

By Gabriel Garcia Marquez

The Nobel Prize-winning writer of Love in the course of Cholera and One Hundred Years of Solitude probes the 1990 kidnapping of reporters in Colombia via Pablo Escobar, the pinnacle of the Medellin drug cartel.

Show description

Read Online or Download Noticia de un secuestro PDF

Similar Biography books

Flint and Feather: The Life and Times of E. Pauline Johnson, Tekahionwake

A sleek biography that used to be a number 1 nationwide bestseller, Flint & Feather confirms Charlotte Gray's place as a grasp biographer, a author with a unprecedented reward for reworking a ancient personality right into a dwelling, respiring girl who instantly captures our imagination.

In Flint & Feather, Charlotte grey explores the lifetime of this nineteenth-century daughter of a Mohawk leader and English gentlewoman, making a interesting portrait of a tender girl both at domestic at the degree in her "Indian" gown and within the salons of the wealthy and robust. Uncovering Pauline Johnson's advanced and dramatic character, Flint & Feather is studded with triumph and tragedy, secret and romance—a pleasant biography mixing turn-of-the-century Canadian historical past and the colourful tale of a girl whose unforgettable voice nonetheless echoes over the years.

Rise of The Super Furry Animals

Upward push of the tremendous bushy Animals tells the tale of the best psychedelic pop band of our time. Welsh audio system with a lust for international communique, the tremendous bushy Animals shot to reputation on construction documents and located that, because of the checklist revenues of label-mates Oasis, they unexpectedly had an enormous finances to play with.

The King of Vodka: The Story of Pyotr Smirnov and the Upheaval of an Empire

“A operatic tour-de-force. ” —Tilar J. Mazzeo, writer of The Widow Clicquot“An striking feat of analysis, advised quickly and enthusiastically. ” —San Francisco ChronicleFrom Vanderbilt and Rockefeller to invoice Gates and Steve Jobs, America’s captains of are paragons of entrepreneurial good fortune, and books approximately enterprise heritage, from the 1st magnate to the large brief, convey exemplars of capitalistic crafty and tenacity…but simply as American cocktail connoisseurs can mistake Absolut, Skyy, gray Goose, or Ketel One for the fundamental transparent spirit, so too has America’s imaginative and prescient of industrial historical past remained naïve to a fact lengthy well-known in jap Europe: because the time of Tsar Nicholas, either vodka and advertisement luck were synonymous in Russia with one name—Smirnoff.

Inventing George Washington: America's Founder, in Myth and Memory

“Lengel’s Washington is the archetypal American soldier—an novice citizen in hands who struggles to profit an unusual and critical craft at the task. .. .Outstanding. ” —Publishers Weekly (starred evaluation) at the wonderful StruggleEditor-in-Chief of the Washington Papers venture  Edward G. Lengel gives you an interesting and erudite background of America's Founding Father.

Additional resources for Noticia de un secuestro

Show sample text content

Diana lo sufría con una voracidad insaciable de saberlo todo, de estar en todo, de descubrir el porqué y el cómo de las cosas, y los angeles razón de su vida. Algunos que l. a. trataron y los angeles quisieron de cerca lo percibieron en las incertidumbres de su corazón, y piensan que muy pocas veces fue feliz. No es posible saber —sin habérselo preguntado a ella— cuál de los dos filos del poder le causó sus peores heridas. Ella debió sentirlo en carne viva cuando fue secretaria privada y brazo derecho de su padre, a los veintiocho años, y quedó atrapada entre los vientos cruzados del poder. Sus amigos —incontables— han dicho que period una de las personas más inteligentes que han conocido, que tenía un grado de información insospechable, una capacidad analítica asombrosa y los angeles facultad divina de percibir hasta las terceras intenciones de los angeles gente. Sus enemigos dicen sin más vueltas que fue un germen de perturbación detrás del trono. Otros piensan, en cambio, que descuidó su propia suerte por el afán de preservar los angeles de su padre por encima de todo y contra todos, y pudo ser un instrumento de áulicos y aduladores. Había nacido el eight de marzo de 1950, bajo el inclemente signo de Piscis, cuando su padre estaba ya en l. a. línea de espera para l. a. presidencia de los angeles república. Fue un líder nato donde quiera que estuvo: en el Colegio Andino de Bogotá, en el Sacred middle de Nueva York y en los angeles Universidad de Santo Tomás de Aquino, también en Bogotá, donde terminó l. a. carrera de derecho sin esperar el degree. El arribo tardío al periodismo —que por fortuna es el poder sin trono— debió ser para ella un reencuentro con lo mejor de sí misma. Fundó los angeles revista Hoy x Hoy y el telediario Criptón como un camino más directo para trabajar por l. a. paz. �Ya no estoy en trance de pelear con nadie ni tengo el ánimo de armarle broncas a nadie —dijo entonces—. Ahora soy totalmente conciliadora. » Tanto, que se despatchedó a conversar para los angeles paz con Carlos Pizarro, comandante del M-19, que había disparado un cohete de guerra casi dentro del cuarto mismo donde se encontraba el presidente Turbay. l. a. amiga que lo contó cube muerta de risa: �Diana entendió que los angeles vaina period como un ajedrecista y no como un boxeador dándose golpes contra el mundo. » De modo que period apenas common que su secuestro —además de su carga humana— tuviera un peso político difícil de manejar. El ex presidente Turbay había dicho en público y en privado que no tenía noticia alguna de los Extraditables, porque le pareció lo más prudente mientras no se supiera qué pretendían, pero en verdad había recibido un mensaje poco después del secuestro de Francisco Santos. Se lo había comunicado a Hernando Santos tan pronto como éste regresó de Italia, y lo invitó a su casa para diseñar una acción conjunta. Santos lo encontró en l. a. penumbra de su biblioteca inmensa, abrumado por l. a. certidumbre de que Diana y Francisco serían ejecutados. Lo que más le impresionó —como a todos los que vieron a Turbay en esa época— fue los angeles dignidad con que sobrellevaba su desgracia. l. a. carta dirigida a ambos eran tres hojas escritas a mano en letras de imprenta, sin firma, y con una introducción sorprendente: �Reciban de nosotros los Extraditables un respetuoso saludo.

Rated 4.28 of 5 – based on 39 votes