Download E-books La copa dorada PDF

By Henry James

Adam Verver, un rico viudo norteamericano retirado de los negocios, recorre Europa con su hija Maggie comprando y coleccionando antigüedades. Cuando Maggie conoce y se enamora de Americo, un príncipe romano rico en apostura y linaje, mas no en fortuna, su padre se lo «compra» como le ha comprado todo cuanto le ha gustado en los angeles vida, al tiempo que él mismo adquiere, para sus segundas nupcias, una atractiva, y también pobre, muchacha norteamericana, Charlotte Stant. Charlotte es amiga de Maggie y es también amiga del Príncipe: su amistad con éste se remonta a un tiempo en que l. a. pobreza parecía condenarlos a no unirse jamás. Ahora vuelven a encontrarse en el lujo y en l. a. holgura, pero si las antiguas trabas han desaparecido es sólo gracias a aquellos con quienes se han casado...

Un espléndido juego de variaciones sobre las posibilidades de este singular ménage á quatre constituye y articula l. a. que hubo de ser l. a. última novela completa de Henry James, «un drama maravillosamente luminoso», en palabras de Gore Vidal, en el que el conocimiento es «tanto fascinación como temor». Pero los angeles copa dorada (1904), por su nuevo rigor narrativo y su nueva representación de los angeles conciencia del narrador y de los personajes, es además, como señala Alejandro Gándara en el prólogo de esta edición, «una llave: los angeles llave con que l. a. narrativa del siglo XIX abrió los angeles puerta de nuestra y sensibilidad reciente, de nuestra cultura de l. a. narración, de nuestras convenciones acerca de lo que es una novela».

Show description

Read or Download La copa dorada PDF

Similar American Literature books

The Big Wave

Kino lives on a farm at the aspect of a mountain in Japan. His buddy, Jiya, lives in a fishing village lower than. every body, together with Kino and Jiya, has heard of the large wave. nobody suspects it's going to wipe out the full village and Jiya's relations, too. As Jiya struggles to beat his sorrow, he is familiar with it's within the presence of chance that one learns to be courageous, and to understand how really good existence will be.

Hope Leslie: or, Early Times in the Massachusetts (Penguin Classics)

Set in seventeenth-century New England within the aftermath of the Pequod War, Hope Leslie not merely chronicles the position of girls in development the republic but in addition refocuses the emergent nationwide literature at the lives, family mores, and values of yank ladies. For greater than seventy years, Penguin has been the prime writer of vintage literature within the English-speaking global.

On the Road: The Original Scroll (Penguin Classics Deluxe Edition)

The mythical 1951 scroll draft of at the highway, released as Kerouac initially composed it IN 3 WEEKS in April of 1951, Jack Kerouac wrote his first complete draft of at the Road—typed as a single-spaced paragraph on 8 lengthy sheets of tracing paper, which he later taped jointly to shape a 120-foot scroll.

American Supernatural Tales (Penguin Horror)

A part of a brand new six-volume sequence of the simplest in vintage horror, chosen by way of award-winning director Guillermo del ToroAmerican Supernatural Tales is the last word choice of bizarre and scary American brief fiction. As Stephen King will attest, the recognition of the occult in American literature has in simple terms grown because the days of Edgar Allan Poe.

Additional info for La copa dorada

Show sample text content

Volvió a detenerse en lo alto de los angeles escalinata, y añadió: –He estado ahorrando. El Príncipe se mostró incrédulo: –¿En Norteamérica? –Sí, incluso allí he podido ahorrar con este fin. Después de estas palabras concluyó: –Y no podemos dejarlo para pasado mañana. Esto fue, a fin de cuentas, con diez o doce palabras más, todo lo ocurrido. En todo momento, el Príncipe se había dado cuenta de que ofrecer resistencia, induciéndola con ello a suplicar, sólo hubiera servido para dar mayor importancia al asunto. El Príncipe podía enfrentarse con l. a. situación tal como period, pero no debía hacer nada que le diera mayor importancia. Además, period triste obligar a Charlotte a suplicar. l. a. estaba obligando a suplicar, y ella suplicaba, y él estaba dotado de una especial sensibilidad que no le permitía soportarlo. En consecuencia, todo lo anterior period l. a. causa de lo que ahora pasaba y el Príncipe se había entregado, con todas sus fuerzas, a l. a. política de no dar mayor importancia. observó esta política incluso cuando ella indicó que lo importante period –en realidad, lo más importante– que Maggie no tuviera ni los angeles más mínima notion de su leve aventura. Gran parte del interés, más de l. a. mitad por lo menos, radicaba en que Maggie nada sospechara. En consecuencia, el Príncipe debía ocultarle a Ma­ggie, tal como lo haría Charlotte, que habían salido los dos juntos o que se habían visto a solas siquiera cinco minutos. period esencial, dicho sea en pocas palabras, mantener en absoluto secreto su pequeña excursión. Charlotte recurrió a los angeles bondad del Príncipe para que l. a. convenciera de que ella no traicionaba a Maggie. Francamente, algo desconcertante había habido en tal petición formulada en ese momento, es decir, en vísperas de las nupcias del Príncipe. Una cosa period haber coincidido por pura casualidad con l. a. muchacha en casa de los angeles señora Assingham, y otra quedar de acuerdo para pasar una mañana juntos, diríase en privado, igual que otras mañanas pasadas en Roma, prácticamente también en los angeles intimidad. El Príncipe había informado a Maggie, aquella misma tarde, de los minutos pasados conversando con Charlotte, en Cadogan position, pero sin mencionar los que los angeles señora Assingham estuvo ausente, como tampoco hizo referencia a lo que su común amiga le había propuesto tan diligentemente en aquella ocasión. Pero lo que le había refrenado a dar su conformidad a l. a. creación de un secreto, lo que le había inducido en lo alto de l. a. escalinata a mostrarse remiso para que Charlotte se percatara, period l. a. semejanza de este proyecto con otros del pasado, de los que estaba totalmente desvinculado y de los que deseaba seguir estándolo. period como volver a empezar y esto period lo último que él deseaba. l. a. fuerza y los angeles belleza de su real situación radicaban en que suponía comenzar de nuevo, es decir, que aquello que estaba empezando period unique. Las percepciones de su conciencia se habían acumulado tan deprisa que, cuando Charlotte pudo leerlas en su cara, éste se hallaba ya al tanto de lo que comportaban. Charlotte, tan pronto se apercibió de ellas, se le enfrentó con un �¿Se atrevería usted a revelar lo que siente a Maggie?

Rated 4.86 of 5 – based on 6 votes