Download E-books Confesiones de un comedor de opio inglés (Great Ideas 29) PDF

A lo largo de los angeles historia, algunos libros han cambiado el mundo. Han transformado los angeles manera en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás. Han inspirado el debate, l. a. discordia, l. a. guerra y l. a. revolución. Han iluminado, indignado, provocado y consolado. Han enriquecido vidas, y también las han destruido. Taurus publica las obras de los grandes pensadores, pioneros, radicales y visionarios cuyas principles sacudieron los angeles civilización y nos impulsaron a ser quienes somos. Describiendo las surrealistas alucinaciones, el insomnio y las visiones de pesadilla que scanó mientras consumía grandes dosis diarias de láudano, el legendario relato de Thomas De Quincey sobre los placeres y los tormentos del opio forjó un vínculo entre l. a. autoexpresión artística y los angeles adicción, y allanó el camino para futuras generaciones de escritores que experimentaron con el consumo de drogas, de Baudelaire a Burroughs.

Show description

Read or Download Confesiones de un comedor de opio inglés (Great Ideas 29) PDF

Best Autobiography books

Bigger than Hitler - Better than Christ

During this electrifying autobiography, Rik stands bare in entrance of his mammoth legions of enthusiasts and disciples and invitations them to take communion with the blood he has spilled for them in the course of his thirty 12 months battle on convey company. He invented replacement comedy with The little ones, he introduced down the Thatcher management with the hot Statesman and he replaced the face of worldwide tradition along with his masterpiece backside.

David Mitchell: Back Story

David Mitchell, who you could comprehend for his beside the point anger on each television panel exhibit other than by no means brain the Buzzcocks, his glance of everlasting ache on C4 intercourse comedy Peep convey, his on-line commenter-baiting within the Observer or simply for donning a stick-on moustache in That Mitchell and Webb glance, has written a booklet approximately his existence.

Belles on Their Toes

Lifestyles is particularly various now within the rambling Gilbreth apartment. while the youngest was once and the oldest eighteen, Dad died and mom bravely took over his company. Now, to maintain the relations jointly, each person has to pitch in and pinch pennies. The ingenious extended family rises to each challenge with a fabulous feel of enjoyable -- even if it really is scuffling with chook pox, giving the boot to an unwelcome boyfriend, or perhaps assembly the President.

Brave Girl Eating: A Family's Struggle with Anorexia

“One of the hottest, suitable, and sincere money owed of 1 family’s conflict with the existence threatening demanding situations of anorexia. Brown has masterfully woven technological know-how, background, and center all through this compelling and delicate tale. ”—Lynn S. Grefe, leader govt Officer, nationwide consuming problems Association“As a lady who as soon as knew the grip of a life-controlling consuming disease, I held my breath interpreting Harriet Brown’s tale.

Extra info for Confesiones de un comedor de opio inglés (Great Ideas 29)

Show sample text content

Pero si hablo así, el lector pensará que me lo tomo a risa: y le puedo asegurar que nadie que trate con el opio reirá durante mucho tiempo: sus placeres poseen un semblante grave y solemne; y en su estado de máxima dicha, el comedor de opio nunca se presenta bajo el aspecto de l’Allegro: incluso entonces, habla y piensa a l. a. manera de Il Penseroso. Sin embargo, a veces, en medio de mi desdicha, me pongo a bromear de una manera muy reprensible, y a no ser que me refrenen sentimientos más poderosos, me temo que soy culpable de esa práctica indecente incluso en esos anales de sufrimiento o dicha. En este aspecto, el lector debe ser indulgente con mi debilidad de carácter, y contando con su tolerancia procuraré ser todo lo grave, si no soporífero, como corresponde al tema del opio, tan poco alegre como realmente es y tan soporífero como falsamente se le considera. En primer lugar, quiero referirme a sus efectos físicos, pues en relación a todo lo que se ha escrito hasta ahora sobre el tema del opio, ya sea por viajeros que han estado en Turquía (que podrían defender su privilegio de mentir como un antiguo derecho inmemorial), o por profesores de medicina que escriben ex cátedra [«en tono magistral»], he de hacer una enérgica crítica: �mentiras! , �mentiras! , �mentiras! Recuerdo que en una ocasión, al pasar por delante de un puesto de libros, leí las siguientes palabras en algún autor satírico: �Hoy en día estoy convencido de que los periódicos londinenses dicen l. a. verdad al menos dos veces por semana: a saber, los martes y los sábados, y no hay por qué ponerlo en duda: se trata de los angeles lista de quiebras». De manera parecida, en modo alguno niego que se hayan dicho algunas verdades al mundo en relación al opio: así, los más doctos han afirmado repetidamente que el opio es de un colour marrón oscuro; y eso, fijaos, os lo concedo; en segundo lugar, que es bastante caro, cosa que también concedo: pues en mi época, el opio de las Indias Orientales costaba tres guineas l. a. libra, y el turco, ocho; y en tercer lugar, que si tomas mucha cantidad te ocurre algo que resulta especialmente desagradable para cualquier hombre de hábitos regulares, a saber, que mueres[13]. Estas importantes proposiciones son ciertas, todas y cada una de ellas: no puedo refutarlas: y l. a. verdad siempre ha sido y será encomiable. Pero en estos tres teoremas creo que hemos agotado todo el saber que hasta ahora han acumulado los hombres sobre el tema del opio. Y por tanto, respetables doctores, como parece que hay sitio para nuevos descubrimientos, haceos a un lado y permitidme que os dé una charla sobre el tema. En primer lugar, todos aquellos que mencionan el opio, ya sea de manera formal o incidental, más que afirmar, dan por sentado que produce embriaguez. Ahora bien, lector te aseguro, meo periculo [«bajo mi propia responsabilidad»] que ninguna cantidad de opio ha embriagado nunca ni puede hacerlo. Por lo que se refiere a los angeles tintura de opio (comúnmente conocida como láudano) sin duda es capaz de embriagar si un hombre tolera tomar una cantidad suficiente; pero �por qué?

Rated 4.70 of 5 – based on 24 votes